¿Qué hacemos?

Búsqueda de tratamiento para el daño cerebral
en recién nacidos con asfixia en el parto.

EL PROBLEMA

MAS DE UN MILLON DE NIÑOS MUEREN CADA AÑO EN EL MUNDO POR DAÑO CEREBRAL NEONATAL Y OTRO MILLÓN QUEDA CON SECUELAS PERMANANTES INVALIDANTES, SEGÚN LA OMS

¿Qué está pasando?

Una de las principales causas de daño cerebral neonatal es la prematuridad. Pese a los avances de los cuidados sanitarios, que garantizan que cada vez más prematuros sobrevivan, la cifra de niños que mueren o desarrollan una secuela permanente (la Parálisis Cerebral) por problemas cerebrales no se reduce, sino que incluso aumenta cada año.

Otra gran causa, los daños isquémicos por asfixia en el parto o infartos cerebrales, tampoco reduce su impacto porque actualmente es imposible técnicamente su prevención, y el único tratamiento eficaz, la hipotermia, sólo vale en casos de asfixia moderada, iniciada en las primeras horas de vida y sólo en países desarrollados. A esto se añaden los traumatismos y las infecciones, cuya incidencia tampoco se ha reducido sustancialmente ni siquiera en el Primer Mundo.

Así, millones de niños mueren de recién nacidos o quedan con secuelas permanentes invalidantes, que además de cercenar su vida y la de sus familiares, representan un coste sociosanitario enorme: según el CDC de Estados Unidos, cada niño con secuelas permanentes representará un coste de más de un millón de dólares a lo largo de su vida.

 

¿Por qué?

El cerebro del recién nacido está en la fase de crecimiento más intenso y veloz de toda la vida. La necesidad de desarrollarse en volumen y complejidad, creando conexiones (aprendiendo), hace que muchos procesos metabólicos y bioquímicos estén funcionando de forma diferente al niño mayor o el adulto, de una forma mucho más arriesgada y desprotegida. Eso hace que el cerebro del recién nacido sea especialmente vulnerable a cualquier daño, porque es especialmente vulnerable a los tres factores esenciales en cualquier daño cerebral: inflamación, excitotoxicidad y estrés oxidativo, a los que es más vulnerable y ante los que tiene menos defensas que en cualquier otra época de la vida. Por eso, por ejemplo, la incidencia de infartos cerebrales, considerando sólo la población neonatal y no la general, es más frecuente en los recién nacidos que en los adultos.

El gran problema es que esos tres factores citados se interrelacionan de forma tan intrincada, que actuar sólo sobre uno de ellos no vale para mucho. Sólo tratamientos que actúen sobre los tres a la vez pueden ser eficaces, y esas “balas mágicas” son muy difíciles de encontrar, y poder ser aplicadas a los recién nacidos. Porque el gran problema final es que, además, el recién nacido exige que el propio tratamiento no afecte a su desarrollo, lo que ha eliminado históricamente posibles tratamientos eficaces en niños mayores o adultos.

El único tratamiento que ha valido de algo, la hipotermia, sólo se puede aplicar en centros seleccionados y en las primeras horas de vida, de modo que muchísimos niños, especialmente en países no desarrollados, no se benefician. Y en el primer Mundo y en los grandes hospitales, sólo se benefician algo más de los recién nacidos a término con asfixia moderada. Es decir, muy pocos.

 

¿Y ahora qué podemos a hacer?

 

Tenemos que buscar tratamientos que actúen sobre los tres factores del daño cerebral, que puedan administrarse sin efectos secundarios graves a los recién nacidos, y que puedan estar disponibles en cualquier centro sanitario del mundo.

Nuestro grupo lleva trabajando muchos años con un cannabinoide no psicoestimulante, el cannabidiol, fácilmente disponible en la planta Cannabis sativa, por lo que sería universalmente accesible. Hemos demostrado su eficacia y seguridad en varios modelos de asfixia grave del recién nacido, demostrando además que se combina muy bien con la hipotermia, multiplicando recíprocamente sus eficacias. Estamos ahora estudiando su eficacia en el infarto cerebral y en el daño por prematuridad y/o hemorragia cerebral, viendo así si también valdría para las otras grandes causas de daño cerebral neonatal. Y queremos ver si se pueden obtener derivados químicos de esa molécula que potencien sus mecanismos de acción beneficiosos sin aumentar los efectos secundarios. Una tarea larga y compleja, pero con la esperanza de los buenos resultados obtenidos hasta ahora

 

 

PROYECTOS ACTIVOS

 

        Beca FIS PI16/00689 (2017-2019): «Eficacia de un cannabinoide no psicoactivo en la prevencion de la paralisis cerebral de origen hemorragico en un modelo en rata recien nacida» José Martínez Orgado, María Ceprián, Carlos Vargas, Luis Arruza, Mª José Rodríguez, Iñigo de la Pedraja.

        Research Agreement JMO.M01_EHRL, con  Emerald Health Biotechnology España S.L.U. (desde 2019), «Neuroprotective effects of VCE-005.3- in neonatal hypoxic-ischemic brain damage». José Martínez Orgado, Ana Gutiérrez Rodríguez, Carlos Vargas, María Villa, Aarón del Pozo, Lourdes Álvarez

        Research Agreement GWCRI09119-2, con GW Pharma, Ltd (desde 2010) “Cannabinoids and neuroprotection in newborn hypoxic-ischemic encephalopathy”. José Martínez Orgado, Ana Gutiérrez Rodríguez, Carlos Vargas, María Villa, Aarón del Pozo, Lourdes Alvarez,  Lorena Barata.

        Research Agreement GWPP17053, con GW Pharma, Ltd (desde 2017) “Prevention of cerebral palsy from inflammatory/hypoxic origin”. José Martínez Orgado, Ana Gutiérrez Rodríguez, Carlos Vargas, María Villa, Aarón del Pozo, Lourdes Alvarez.

        Research Agreement GWPP17054, con GW Pharma, Ltd (desde 2017) “Prevention of cerebral palsy from haemorrhagic origin”. José Martínez Orgado, Ana Gutiérrez Rodríguez, Aarón del Pozo, Carlos Vargas, María Villa, Lourdes Alvarez.         

        III Beca iNO-Linde, 2015, “Treatment with cannabidiol in a piglet model of meconium aspiration syndrome”. Luis Arruza, Lorena Barata, Mª Jesús Rodríguez, Eva Vierge, José Martínez Orgado

 

PROYECTOS RECIENTES

 

        Beca FIS PI13/01722 (2014-2016): «Cannabidiol como tratamiento del daño cerebral y extracerebral en un modelo de infarto isquemico arterial cerebral en rata recien nacida» José Martínez Orgado, Luis Arruza, Mª José Coronado, Natalia Escribano, Mª José Rodríguez, Nagat Mohammed.

        Beca S2010/BMD-2308 (Programa de actividades de I+D para Grupos de Investigación de la Comunidad de Madrid) (2011-2015): “Neurofarmacología del sistema endocannabinoide: del laboratorio a la clínica”. Grupo incluído en la Red CANNAB.

        Beca FISs PS09/01900 (2010-2012): “Determinación de la pauta óptima de administración del cannabidiol como tratamiento neuroprotector en un modelo en lechón de encefalopatía hipóxico-isquémica neonatal”. J Martinez Orgado, B.Ruiz, L. Olazar, R. Pazos, M Moreno.